dijous, 19 de gener de 2012

El miedo

Cuando era pequeña, tenia bastantes miedos infantiles gracias a mi imaginación... A mi imaginacion y a la que me daban. Mis padres cuando me portava mal me decian que vendrá el gato, entonces yo me portaba bien. Como el gato, también estaba la esquina oscura, el coco y el señor de los chupetes.


El gato, cuando no me portaba bien mi madre me decia mirando para las escaleras que si no le hacia caso , apareceria el gato grande. Yo me lo imaginaba grande , rojo con los ojos verdes, una pinta muy espantosa, unas pezuñas largas y gordas, el pelo de punta y una cola larga. Si no hacia caso representa que bajaba y me gritaba o algo así.




La esquina oscura, era una esquina que esta en la calle de mi casa. Cuando queria salir , ir al parque y mi madre o mi padre no podian me enseñaban la esquina y me decian: ''ves esa esquina? Pues si sales y cuando la giras ahi hay un señor esperandote y te cogerá y te llevara a un lugar donde nadie sabe. Entonces ya no me atrevia a salir. Y si seguia insistiendo , venia el gato.


El coco, nadie lo ha visto, ni lo ha escuchado ni ha estado con él pero todo el mundo lo conoce. Sí. A mi también me han echo creer en el coco. Cuando no dormia , no tenia sueño o por costumbre me iba a la cama de mis padres, ellos me decian que no estaba sola en esa habitación, también estaba el coco, no sabia como era ni lo que era pero cuando me decian que no estaba sola tenia los suficientes motivos para callar , meterme en mi cama y dormir. Si no era así , mi madre llamaba al gato.


El señor de los chupetes, era un chico que trabajaba por la noche. Recogia los chupetes por una noche en la que los niños, ese dia se habian portado mal.A mi me pasó una vez , ese dia estaba en el parque jugando con las palas y los columpions con mi mejor amiga Miriam. Entonces eran ya casi la una del mediodia y mi mamá tenia que hacer la comida. Me dijo:'' a recoger que vamos a comer''. No quise hacerlo y le hice una rabieta , montandole un pollo en medio del parque. Me dijo que nos vamos a casa y que esta noche vendria el señor de los chupetes y se llevaria el mio. Y fue asi. Esa noche dormí sin chupete, lo pasé mal, lloraba pero por dentro para que el coco no superia que estaba allí.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada